{browse_happy}

Qué son y cómo funcionan los sistemas Man-Trap

Escrito por TYCO Mar 10, 2017

sistemas man trap

Los sistemas Man-Trap o portales de seguridad están diseñados para proteger áreas específicas dentro de un establecimiento mediante la verificación de ingreso de individuos e identificación de amenazas internas y externas. Se tratan esencialmente de un pequeño cuarto o ambiente con dos puertas que limita el acceso a zonas seguras de personas no autorizadas y proporciona un medio eficaz para detener físicamente a sujetos sospechosos hasta tanto su identidad no haya sido corroborada. Estos dispositivos son especialmente útiles para instalaciones que trabajan con información crítica o sensible y requieren un alto grado de seguridad, monitoreo y control de acceso.

Los sistemas Man-Trap o portales de seguridad están diseñados para proteger áreas específicas dentro de un establecimiento mediante la verificación de ingreso de individuos e identificación de amenazas internas y externas. Se tratan esencialmente de un pequeño cuarto o ambiente con dos puertas que limita el acceso a zonas seguras de personas no autorizadas y proporciona un medio eficaz para detener físicamente a sujetos sospechosos hasta tanto su identidad no haya sido corroborada. Estos dispositivos son especialmente útiles para instalaciones que trabajan con información crítica o sensible y requieren un alto grado de seguridad, monitoreo y control de acceso.

A veces llamados vestíbulos de seguridad, los sistemas Man-Trap en su versión más simple están compuestos por dos puertas, una que conecta el vestíbulo con el área segura y otra que lo conecta con el área no segura. La particularidad y el beneficio de este tipo de mecanismos es que una puerta no puede desbloquearse y abrirse hasta tanto la otra no haya sido cerrada y bloqueada. Típicamente, emplean puertas abatibles manualmente pero también pueden utilizar puertas o portones deslizantes e incluso puertas giratorias.

Una persona que desea acceder a un área segura debe presentar las credenciales necesarias para abrir la primera puerta, si la autenticación es correcta, la puerta se desbloquea automáticamente permitiendo la entrada al vestíbulo. Una vez dentro del Man-Trap, en cuanto la primera puerta se encuentra bloqueada, la persona al interior debe corroborar nuevamente su identidad y una vez verificada, se le permite la entrada a la zona segura. A continuación se cierra y bloquea la segunda puerta.

Las verificaciones de identidad para las autenticaciones de entrada pueden ser realizadas a través de una tarjeta de acceso, código de seguridad o datos biométricos, como pueden ser la huella dactilar o el iris del ojo, entre otros. Los sistemas más sofisticados pueden contar también con dispositivos tridimensionales de imagen óptica, balanzas de precisión, sensores infrarrojos o cámara térmica para prevenir el ingreso de más de una persona al mismo tiempo. En caso de detectarse más de un sujeto, el acceso es negado automáticamente y las alarmas se disparan inmediatamente.

Sistemas man trap

Los Man-Traps manuales son operados por un guardia de seguridad, encargado de bloquear y desbloquear cada puerta manualmente.

Existen dos tipos de Man-Traps, los manuales y los automáticos. Los primeros están operados por un guardia de seguridad encargado de de bloquear y desbloquear cada puerta manualmente. Un intercom o cámara de video permite al guardia controlar el mecanismo de forma remota. Por el contrario, en los sistemas de seguridad automatizados el bloqueo y desbloqueo se produce automáticamente y es posible utilizar dos tipos de verificación de identidad diferentes, uno para cada puerta. En ambos casos, es posible, de ser necesario, contar con detectores de metales para prevenir la entrada de personas que porten armas. Estos dispositivos son utilizados frecuentemente en bancos y joyerías.

Los sistemas Man-Trap apuntan a combatir prácticas conocidas como “tailgating” y “piggybacking”. En el campo de la seguridad, “tailgating” ocurre cuando una persona, sea empleado o no de la empresa, sin autorización, ingresa a una zona segura detrás de una persona autorizada, con o sin su conocimiento y con o sin su consenso. Esto puede ocurrir cuando un intruso de forma encubierta espera cerca del a puerta y accede rápidamente un vez que el empleado abandona la zona. El acto de “piggybacking” refiere al mismo concepto, un intruso que accede a un área restringida sin autorización, pero esta vez con el permiso de un sujeto autorizado. Esto puede ocurrir por distracción, por ejemplo, cuando una persona deja pasar a otra por cortesía, o a través de un cómplice dentro de la empresa.

Los cajeros automáticos, ubicados entre la puerta de entrada y el lobby de un banco, que requieren al cliente presentar su tarjeta para ingresar, forman parte de la versión más simple de un Man-Trap. En los sistemas a gran escala, como los que se encuentran en casinos, instalaciones gubernamentales, centros médicos o grandes instituciones financieras, es posible instalar hasta 99 puertas dentro de un mismo Man-Trap.

Los portales de seguridad pueden adaptarse fácilmente a las necesidades de una empresa o instalación, sea cual fuere su dimensión. La empresas líderes en seguridad y monitoreo de alarmas proveen servicios ajustados a las particularidades de cada uno de sus clientes y pueden proveer servicios adicionales como la gestión de tarjetas de control de acceso, administración de permisos para empleados, informes de actividad de alarmas, mantenimiento de horarios de operación de entradas, copias de seguridad y actualizaciones automáticas de software, gestión de horarios de vacaciones, instalación, servicio y soporte, entre otros beneficios. Lo importante a la hora de considerar la instalación de un Man-Trap es realizar un análisis de riego y detallar los requisitos necesarios para la seguridad de su establecimiento, sus empleados y la suya propia.

Unidades de Negocios Tyco